LOGO
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Montaje de barras antipánico

En el ámbito de la cerrajería existen gran cantidad de productos para asegurar la entrada, pero también para facilitar la salida en el caso de que la persona lo necesite. Entre los elementos destinados para vías de escape, uno de los más importantes son las barras antipánico.

Tal y como indica su nombre, son barras con las que los usuarios evitarán el pánico de verse encerrados en su propia casa (o en otro inmueble) cuando suceden incidencias graves en su interior, incidencias como pueden ser incendios, presencia de personas indeseables (como ladrones u otro tipo de delincuentes)...

Las barras antipánico sustituyen a otros sistemas anticuados para la protección interior. Por ejemplo, cuando el inquilino de una casa o piso quiere guardar mayor seguridad y no gastarse mucho dinero en el cambio de su cerradura por otra de máxima seguridad, suele orientarse hacia la disposición de cadenas, de cerrojos u otro tipo de elementos que, cuando llegue el momento, supondrán un desagradale obstáculo para los ladrones.

Sin embargo, con las barras antipánico nada de esto ocurre. Su virtud está en su facilidad de uso. El acto institivo de cualquier persona cuando quiere huir de un sitio cerrado es empujar la puerta, algo muy fácil si se compara con tener que quitar cadenas, cerrojos, pasadores... especialmente en el caso de personas mayores o de usuarios con propensión al pánico.

El montaje de barras antipánico se proporciona informando a los usuarios sobre las características de los productos. Las barras se disponen en un muy extenso muestrario, un catálogo que incluye dispositivos especialmente diseñados para llevar a cabo aperturas muy fáciles desde el interior de los inmuebles... aperturas que desde el exterior serán imposibles sin la llave que corresponda. Gracias a las barras antipánico y a otros dispositivos para vías de escape, se ganará en tranquilidad y protección.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE